Blogia
A bitácora de Vesania:

LA BODA DE MI MEJOR AMIGO.-

Me enteré de casualidad, y tres días antes del enlace (parece ser que fue este sábado).

Y me diréis: ¡mujer, pues entonces no será tú mejor amigo!.

Y ahí me dais dónde duele :-)

En realidad, Roberto, con Ángel, del que ya os he hablado muchas veces por aquí, fueron mis primeros amigos en la Universidad, del primer grupillo que formamos con Víctor, Michel, Nacho, éllos y yo. (Sí, yo era la única chica del grupo, en Ingeniería Industrial, las proporciones solían ser así :-P)

Eran años tontos, con dieciocho años justillos y muchos sueños. Nos unía la poesía, en serio, y nos llamábamos en un alarde de originalidad, "EL Club de los Poetas Muertos". Leíamos mucho (en el trastero lleno de libros del padre de Ángel), y escribiamos, en cualquier sitio. No sé si guardaré esos pequeños papeles llenos de ironía y cariño que entremezclábamos con los apuntes. Años estupendos de confidencias, de promesas y de amores platónicos.

Ahora miro hacia atrás y hasta me sonrojo de contar aquellas tonterías, pero era todo muy tierno y muy sin maldad.

De todas formas, es curioso, hace tanto tiempo de ello, que tengo que esforzarme mucho para desgranar la historia, pero cuando enlazo uno de los recuerdos, saltan un montón de detalles de esos años, de las chicas que les gustaban, (todas muy tontas, jajajaja) de los múltiples cafés, "submarinos", pirolas y risas. De la amistad en sentido puro.

Al finalizar el primer año, Víctor y Míchel emigraron a "la técnica", aunque venían mucho a vernos a este Beyond Juslibol.

Con la criba, y al quedarnos tan colgaos de efectivos, nos unimos a otro de los grupos que habían pasado de curso, y que "capitaneaba" Eva, la que se convertiría en una de mis mejores amigas, y de la estupenda mezcla surgieron "nuevas alianzas", nuevas historias y nuevas confidencias.

Siempre que recuerdo aquello me río un montón de los veranos sin padres (algunos afortunados), en los que había que quedarse en Zaragoza a recuperar para septiembre, y se acaba cenando en casa de Nacho y luego irremediablemente y de madrugada en la piscina de Ángel, para cabreo de vecinos ante la juerga a las tantas de la madrugada, y la santa paciencia de Chus, su madre, que nos lo entendía todo.

El grupo aquellos seis años acabó siendo numeroso, pero igual de piña, aunque evidentemente nos pasaran a todos muchas cosas, pero la sensación de que algo único nos unía me ha acompañado siempre desde entonces.

Pasaron los años, y perdimos mucho el contacto entre todos, alguna llamada de repente, algún intento de juntarnos de nuevo, pero cada vez más dificil. Sólo las bodas (pocas, pocas, se resisten mucho jajajaja), han servido para vernos de vez en cuando todos, y alguna pequeña excusa, cada vez más escasa. Cómo la coincidencia en el mismo cole de mis peques con los mellizos de Nacho, o las visitas a Ordesa a ver a Ángel. Con Roberto, siempre fue más difícil, eso es verdad, pero le quería igual.

A pesar del tiempo y de las cosas que han pasado, siempre tenía un huequecillo, por aquí, a ésta altura, dónde quedaba mucho de aquello.

Así que nunca me podría imaginar que Roberto se casara y que ni siquiera me fuera a enterar.

Cuando me lo contaron, me quedé como si fuera una broma. Luego me puse muy triste. Y luego, recordando algunas cosas más que no he terminado de entender tampoco en estos años, me di cuenta de que no siempre el sentimiento tenía que ser, precisamente recíproco.

A Inde (que tiene un sexto sentido la jodía...), el otro día le preguntaba, si era posible ésto.

Es decir, tú puedes estar enamorada de alguien y no ser correspondida, le pasa amuchos, pero ¿y con un amigo?.

Y no, evidentemente, no hablo sólo de la boda, ¡hay mil manera de organizar un enlace!!. Hablo de que quizás haya sido la guinda de este pastel extraño e incomprensible de sinsabores y no correspondencias estos últimos años.

¿Es posible que alguien sea uno de tus mejores amigos, y que tú para él no?.

En todo caso le envié un SMS deseándole lo mejor, con un montón de guiños y toda una declaración inmensa de cariño.

No he recibido respuesta.

Quizás eso sea lo que más me ha dolido después de todo. Quizás no, seguro.

Pero no me hagáis mucho caso, suelo ser así de tonta de vez en cuando.

P.D. Por cierto, que no tengo nada que ver con Julia Roberts en la película, jejeje. Yo no tengo ningún inconveniente en que se case, y no tengo nada en contra de su chica!! :-))

ACTUALIZACIÓN 29/11/08.- P.D. Seguramente se leerían poesías, así que le aporto desde aquí mi granito de arena. Más potente, gamberro e irreverente de lo que escribiamos aquellos años, pero es poesía de la buena y creo que es más acorde con los tiempos. ¡A disfrutar!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Angel -

Serían tontas, pero estaban tremendas!!!! (¡¡cómo se nota que con el tiempo perdemos sensibilidad!!), no, en serio... su belleza nos embelesaba y nos tupía la realidad de su inteligencia... no sé si así ha quedad mejor...

Santi -

Desde mi incuestionable puesto en el ranking de "perder amigos" te puedo decir:
El tiempo es muy malo, todo lo enfría.
Estamos en una edad en la que nuestra "jumentú" pasó hace media vida.
De la "veinteañez" sólo nos quedan recuerdos buenos.
No te tortures, tu fuiste su amiga y, además, demuestras una lealtad indiscutible. Si el no corresponde, se lo pierde.
Mi mujer siempre se sorprende de que, cuando me encuentro con uno de mis cuatro amigos, nuestra relación sigue como si nos hubiéramos visto ayer, aunque haga diez años que no nos vemos.
Y, por si aún no has recibido respuesta, te lo digo yo: "gracias, no sabía como avisarte del enlace y, al recibir tu mensaje, me has puesto en un compromiso. Perdona que no te conteste, pero no sé que decirte y me da mucha vergüenza".
¿quién necesita amigos con dos criaturas en casa? (experiencia propia)

Inde -

Sí que se puede, sí. Y se pasa fatal.

Vesania.- -

Fernandico, mucho besos, c'est la vie! ;-)

Ocasiones: No, desde luego que no van por ahí los tiros. No sé por donde van exactamente, pero por ahí seguro que no.

Ocasiones -

Pues suele ser raro que tú no seas también su mejor amiga, pero puede pasar. Quizás no sigue siendo amigo tuyo por culpa de su "futura" que eso pasa muchas veces, por lo tanto... Mucho ánimo!!!

Fernando -

yo te puedo decir que es así la vida...pero que lo importante de ese trozo de tu vida es que sigues recordandolo con cariño...un beso fuerte guapa..

Vesania.- -

¡¡llámanos por fa cuando llegues de Pekin!!!, tenemos ganas de veros y de que nos cuentes!!.
Habrá que organizar cafeto en casa si hace frío, prometido!!.
Cuidaros mucho.

FCSchirmer -

En la pequena parte que me toca, me has puesto "blandito" recordando viejos tiempos.

A ver si llego a daros un abrazo en Navidad ...

Ah! Y otro a Roberto (si es que se acuerda de mi)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres