Blogia
A bitácora de Vesania:

REFLEXIONES DE REPRONTO SE VA GANANDO EL HUECO QUE MERECE

REFLEXIONES DE REPRONTO SE VA GANANDO EL HUECO QUE MERECE

Hace muchos años que conozco a Raúl Minchinela , casi veinte, impresionante no?. Sí, lo es, sobretodo porque no conseguimos aceptar que hace tanto ya de nuestros avatares universitarios.

Fue en el Centro Politécnico Superior de Zaragoza. Todo el mundo que pasó por allì entre el 90 y el 96 le conoce, seguro. Alguien con dos metros de altura (cm. arriba o abajo, que tampoco me he puesto yo a medir al mozo...), algo desgarbado :-P, inteligente, mucho, y extraño, más, ¿extraño?.

Sí, extraño, porque extraño era lo que pensaba, lo que hacía, y lo que decía. Y os puedo asegurar que no se hacían en esa Escuela cosas muy normales (vease entre otros En El Culo del Mundo, o el Beyond Juslibol, o las fallas para San Pepe, caricaturizando directores de Escuela y Rectores, por poner tres ejemplos rápidos. ;-))

Creó la sección de Contracultura, que entre otras muchas cosas, proyectaba cierto ciclo de cine gore con una impresionante acogida, y sobretodo, hizo la performance más sonada en la historia del Centro con bengalas, y gente colgando del techo, y máscaras, y un megáfono y gritando a saco...

(ver en el vídeo del principio, el montaje que se hizo posteriormente con el material grabado en el espectáculo que dieron. El Grito del Arcángel, quizás para los que no lo vistéis en directo no entendais mucho, ya que la calidad de sonido e imagen no es muy buena, pero os aseguro que esta versión "remasterizada" es para partirse con los comentarios de Raúl y Primi...)

Yo tengo que reconocer y reconozco, que todo aquello, con mi inocencia-estupidez de entonces, me venía muy grande, y a Raúl lo he ido "queriendo" y sobretodo entendiendo con los años ;-p.

Tiene una cabeza muy especial, y millones de referencias del mundo de los fanzines y de lo que entendemos por cultura pop. Es alguien con el que puedes estar charlando horas y horas, y más horas, y más horas, y no aburrirte, y disfrutar con su humor raro, con sus citas divertidas, y con sus conexiones filosóficas extrañas.

Hace unas semanas estuvimos en casa de Raúl y Miriam en Barcelona, abusando de su hospitalidad (que vamos!, pues venid!), y flipando en colores con los libros, discos, tebeos, y todo tipo de obras de arte e iconos pop que tienen, una delicia superdivertida, (mil gracias por las horas dedicadas, un absoluto placer!).

Por ello, el nacimiento del Doctor Repronto, era para los que lo conocemos, sólo cuestión de tiempo. Que le llegase el reconocimiento y que se esté posicionando como algo de culto en internet, era cuestión, de aún menos tiempo...

De momento, está citado entre las diez cosas mejores de internet de éste 2008 por los lectores de El Mundo... pero esto sabemos, es sólo el principio. Así que aquí dejo el aplauso emocionado a Raúl, a Miriam y a todo el equipo que hace posible la joya bizarra de Reflexiones de Repronto.

ACTUALIZACIÓN 21 DE ENERO DE 2009.-

En el diario La Vanguardia de hoy, en el suplemento Cultura|s se publica artículo en profundidad del gran Jordi Costa acerca de Reflexiones de Repronto. Incidentalmente, el logo de “Acepta el Retro de Repronto” es la imagen de portada del suplemento.

Lo dicho... ahí van, y subiendo!! :-))

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Inde -

Cierto, cierto: el Repronto éste es una pasada.

Y, chica, tú por aquel entonces no sé qué te pasaría con tu "inocencia-estupidez", pero anda, que no das de ti ni nada...

Parece que fuisteis una buena cosecha, ¿no? Como los vinos: vaya añada la vuestra!

Vesania.- -

trece?? sólo, pues si parecen 20 ya !! jajajajaj.
Lo de quererte está entre comillas, porque te quiero mucho, ero entre comillas, que voy detrás de una que me sé y tú detrás de otro que te sabes...jajajajaj.
Y todo lo demás, no sé qué coño dices, como siempre, pero ven aquí que te como a besos SIN COMILLAS jajajajajja.

Raul -

Claro, y después de semejante panegírico, encima esperarán que no me suba el rubor y me salga el lagrimón.

(Afortunadamente, hay dos detalles que ponen las cosas en su sitio. El quererme está entre comillas, y lo que parecen veinte años son en realidad trece. Eso me describe con fidelidad.)

Qué puedo decir. Pues dejo dos besos y me callo. Rojo como un tomate, pero me callo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres