Blogia
A bitácora de Vesania:

SIN PASAR DE 120...

SIN PASAR DE 120... Hoy he conocido a Miguel,
ha entrado en el restaurante de Pamplona donde como habitualmente.
Ha venido directamente a la mesa de al lado de la mía.
Me ha pedido que le ayudara a mover la mesa un poquito para poder estar más cómodo.
Y ha comenzado a hablar.

Me ha preguntado mi nombre, y si venía mucho por aquí,
le ha extrañado que no nos hubieramos visto antes porque viene todos los días.

Le observo mientras me cuenta que trabajaba en mantenimiento en una empresa de sal, y que probablemente vaya este fin de semana a Zaragoza porque hay una feria de automóvil.

Mientras bebo agua, me doy cuenta que no sonríe en ningún momento.

Me dice que es muy cabezón e intenta quitarse la cremallera del forro polar durante varios minutos.
-“Es que la manos se me quedaron también un poco tontas, después del accidente.
Hace tres años...”.
-“¿De coche?- Él asiente.

Al intentar acercarse a la mesa, una señora se levanta.
-“ No se preocupe señora, que la silla va con batería y no hace falta que tire de ella”.
Nos miramos, le sonrío.

Ignoro cual es su historia,
ni por qué la carretera le jugó a alguien tan joven una tan mala pasada,
pero hoy
vine de Zaragoza cansada y taciturna, sin pasar en ningun momento de 120Kms/h.

Casualidad.

P.D. Sobre el Moncayo ha caído la primera nevada...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres