Blogia
A bitácora de Vesania:

De futuras mamás y mamás. De miedos e ilusiones. Del

De futuras mamás y mamás. De miedos e ilusiones. Del

"no lo resistiré" al "no es para tanto".

Estoy yendo a unas clases de gimnasia postparto, para en teoría, recuperar tono muscular y figura (ejem ¿??) pero que sirven para obligarse a salir de casa, a pasear, a presumir de niña, y sobretodo a cambiar pensamientos, ilusiones y dudas con otras mamás recientes.

Aprendes que realmente cada bebé es diferente, pesan y miden según les parece, comen y duermen cuando quieren y lloran o juegan de manera impredecible, lo cual, aunque parezca mentira tranquiliza bastante, porque lo único que quieres cuando tienes una personita tan frágil contigo, es que todo vaya de una manera "normal", aprendiendo, que como lo hace tu bebé "es lo normal".

Al finalizar las clases, viene otro grupo de mujeres, éstas con barrigas prominentes en el último mes de embarazo. Sus caras reflejan los miedos e incluso en la más relajada, ves el vértigo a lo que les queda.

Te preguntan de manera nerviosa cómo nos fue a nosotras, y cada una, a pesar de que una tuvo un parto larguísimo, otra cesárea, y todas tuvimos las "temidas" contracciones, respondemos de manera unánime que fue todo genial, y QUE NO ES PARA TANTO.

Ellas ríen nerviosas, y no se creen nada de lo que les dices.

Y recuerdas cuando hace nada arrastrabas tus doce kilos de sobrepeso y una espalda hecha polvo, y pensabas que como el dolor es relativo, "esas" que te animaban, eran más fuertes que tú y que tú no lo resistirias. Y que sería el peor momento de tu vida.

Y no es verdad.

De hecho, el pensamiento unánime de las que somos ya mamás, es que lo verdaderamente duro viene después, durante el primer mes, y que casi preferirías pasar otra vez por el parto, si te quitaran el mesecillo...

¿curioso, no?

Pero luego, entre nosotras, entre las "veteranas" viene la pregunta del millón:

¿Por qué nadie te habla de lo durísima que es la lactancia materna?

¿de lo que duele?

¿de lo dificil que resulta?

¿del porcentaje altísimo que abandona antes de la primera semana?

¿y de las semanas de lloros que nos pegamos, las que con una par de ovarios (y de tetas) nos empeñamos, hasta que la cosa funciona?

Cómo en el último anuncio de Coca Cola, por favor,

un aplauso, a las mamás que queremos dar y damos, contra viento y marea, el pecho,

y lo conseguimos!!.

¡¡todos de pie!! ¡¡un gran aplauso!!

:-))

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

maria -

les quiero recomendar que visiten esta web es super completa y tiene sorteos y concursos increibles, tambien armamos un grupo en el face book donde se arman foros .
Las esperamos

Vesania.- -

Aquí empezamos como dices, la diferencia es que la niña nació grandota y muy tragona, y hacía lo que fuera por tetar...
así lo consiguió, y así también me hizo tantísimo daño.
Al pasar las semanas la cosa mejora justo cuando dices "así no puedo continuar" ocurre el milagro y la cosa se normaliza.
¿Por qué no se habla de esto en las clases de preparación al parto?
Sólo te dicen que le des el pecho y poco menos que eres lo peor si no lo haces.
Si te dicen cuanto te va a doler el parto, y es algo que no puedes evitar, no entiendo que no te expliquen que es cuestión de intentarlo, que el sacaleches ayuda mucho, y que no pasa nada por alternarle algún biberoncico hasta que la subida de leche se normaliza...
vamos digo yo!.
Un abrazo.
Por cierto, me encanta el titulo de tu blog, es un puntazo!! jajaja.

SantiNoBrain -

Duro, pero, como de todo, en el recuerdo quedarán los buenos momentos. Y la unión que sientes con tu hija cada vez que le das de mamar, no se paga con nada.
Mi hermana estuvo dando pecho a su hija hasta los dos años y pico. Ella y su hija están unidísimas.
Un beso para ambas, enhorabuena.
En nuestro caso el problema era de ambas, por un lado el pezón se retraía y por el otro la niña no hacía fuerza para mantenerlo fuera.
Por eso me da tanta envidia la lactancia. La única ventaja que encontré es que casi todos los biberones se los daba yo.

Vesania.- -

Por supuesto, que las que queriendo no han podido, se merecen todo el aplauso, y desde luego el respeto.
Pero este post, va dirigido a las que sufriendo heridas y mastitis, han seguido intentandolo y lo han conseguido.
No se trata de excluir al resto, sino de aplaudir un hecho.
Lo siento, pero para mí ha sido demasiado duro.

Roberto A. -

Un aplauso!
Demasiada gente tengo alrededor con recién nacidos. Debe ser un mensaje.

SantiNoBrain -

Es cierto, cada bebé es diferente de los demás, por suerte.
Espero que ya puedas dormir, me parece de lo más duro que puede pasar a unos padres, no dormir.
Un aplauso también para las madres que, queriendo dar, no han podido por motivos fisiológicos. Un aplauso para ellas, que además de la frustración de no poder dar de mamar, tienen que soportar las malas caras y malos modos del personal de enfermería, empeñados en que hay que dar de mamar, aunque revientes.
Perdona el desahogo, pero lo cierto es que la decisión fue difícil, aunque yo no pasé ni la mastitis, ni los dolores, ni la angustia de no poder ejercer la lactancia materna.
Un beso, para cada una.

Mari -

Mucho ánimo, sigue así. El nuevo diseño resulta más atractivo. Besicos para Ixeia... y para vosotros!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres