Blogia
A bitácora de Vesania:

RESTAURANTE LA MAR (ZARAGOZA).- NO SIEMPRE LO MÁS CARO ES LO MEJOR

RESTAURANTE LA MAR (ZARAGOZA).- NO SIEMPRE LO MÁS CARO ES LO MEJOR

Anoche tuve la oportunidad de cenar en el restaurante La Mar de Zaragoza.

Está en un palacete antiguo, en pleno corazón de la ciudad. Los manteles son de hilo con servilletas bordadas a juego, las dos camareras van perfectamente uniformadas con su traje negro y sus blondas. Hay obras de arte, artesonados, y al menos en la sala principal, sólo sitio para siete mesas. Un sitio exclusivo y precioso, la verdad. Ayer jueves, estaba casi lleno.

No obstante, me fui relativamente contenta, regulín de satisfecha, y con unas pocas ganas de haber dejado cierta queja.

He buscado en internet la página del restaurante y no debe de tener, algo curioso en un sitio de su categoría, y lo que sí he encontrado son distintas páginas de opinión y calificación de éste y otros restaurantes. Me ha parecido curioso que aunque es mayoritaria la gente que opina encantada, hay algunas opiniones que discrepan y que se parecen a la mía.

Imagino que ir a un sitio así, y decir que no te ha gustado tanto, causa pudor, y que "necesitas" decir que fue perfecto. Pero ya me conocéis, cuando es que no... es que no.....

La carta, aunque no es muy extensa, es de calidad, es cierto, y sofisticada, al menos en las palabras. No pudimos tomar nuestra elección inicial, porque estaba agotado, y nos lo sustituyeron por otros platos, que estaban buenos, pero mi segundo fue únicamente correcto. Los postres, muy normalitos, nada espectacular. La bodega bien, pero discrepo en decir que es su punto fuerte como he leído en su presentación.

El aperitivo bastante decepcionante: dos patatas fritas en forma de rama, hechas desde hacía muuuucho rato, y cuatro trocitos de queso de cabra sobre circulitos de pan de molde.... casi no hace falta comentar. El servicio de sala debía de ir algo agobiado, serio, sin media sonrisa. Servían y recogían los platos por donde se les ocurría, normalmente desde un sólo punto de la mesa, y se "olvidaron" literalmente del servicio de vino y agua durante la cena.

En resumen: un sitio precioso, una carta sólo correcta para su categoría y un servicio no tan adecuado a lo que esperas de un sitio así.

Eso sí, la compañía, la ocasión y la noche, fueron perfectas...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Carlos -

Evidentemente no todo lo más caro es lo mejor. El mejor equipo del mundo es el Real Zaragoza y sin embargo no tiene el presupuesto más alto

Ray -

En resumidas cuentas no lo recomiendas como un lugar perfecto donde ir a cenar, si no vas acompañado de la gente apropiada para olvidarte de algunos defectos del restaurante (precio, servicio, etc.) o es que quizás tuvieron un “mal” día ¿No?

Saludos,
Ray

Javier -


"Eso sí, la compañía, la ocasión y la noche, fueron perfectas..."

Y pa qué más..., hasta con tinto y cacahuetes en La Cuadra Félix.

:*

Fernando -

El sitio incomparable y el precio desorbitado queda muy moderno y sofisticado pero es un camelo de este y de otros...saludos

Fernando -

Gracias por la parte que me toca :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres