Blogia
A bitácora de Vesania:

UNA DECISIÓN TREMENDA SIN APENAS CERTEZAS.-

Hace días que quiero escribir este post, y nunca encuentro el momento oportuno, y si lo encuentro, me cuesta tanto encontrar las palabras que lo vuelvo a dejar a medio terminar.

Va a ser quizás el tema más delicado que haya tocado en todo este tiempo en mi blog, y no quisiera ni entrar a valorar, ni tampoco parecer que hago un ánalisis simple del problema.

Dicho esto, reproduciré por encima, el siguiente texto de manera anónima.




"<...> interrumpimos mi embarazo. Hace sólo unos días, me diagnosticaron una malformación en el feto. Había dudas sobre lo que era exactamente, poco tiempo para tener los resultados de una amniocentesis total, y al final muchas incertidumbres sobre como iba a evolucionar el problema, posibles patologías asociadas y como afectaría a la vida del niño. Una semana pasada de locura consultando con todos los especialistas que pudimos sobre una visión objetiva. Todo se desarrolló muy rápido pues estaba en el límite legal en España de hacer la interrupción. <...>



Después de muchos sentimientos encontrados, se me ha ido quedando una pregunta en el aire.

-¿Por qué ese límite legal?¿y por qué de 22 semanas?


Me explicaré.


En este tema normalmente hay dos posturas encontradas, los que opinan que un feto no es básicamente un ser humano, y los que consideran la vida desde el mismo instante de la fecundación.

Son dos posturas encontradas entre lo que es un derecho de los padres, y lo que es un derecho a la vida. Posturas encontradas digo, radicales, y difíciles de conciliar. Pero para bien o para mal el aborto es legal en España en 3 supuestos, de lo cuales las malformaciones en el feto es uno de ellos, así que nos guste o no, partiremos de esta realidad, y aviso que no permitiré ofensa alguna a la decisión tomada por estos padres. Lo único que quiero analizar es, porqué no eliminar el límite legal.

No, no es que sea pro-abortista, dejen ustedes de aplaudirme/estigmatizarme, y leánme un poco más detenidamente.


Parto de la premisa de un embarazo deseado, en el que el bienestar del feto/hijo es primordial para unos padres (ya sé que no siempre es así, pero nos centraremos en este caso). Un caso en el que los padres, sea cual sea su postura frente al aborto, evitarán siempre esa “solución”.


Este caso que os he narrado arriba no deja de ser un ejemplo en el que pueden estar muchas parejas. El problema es que el límite legal no da margen de maniobra, de realizar todas las pruebas necesarias para descartar o asegurar la sospecha de una malformación, su naturaleza y su alcance. El tema que se plantea con este límite legal es un “parece ser que”, con lo que tienes 10 días sin apenas datos, para tomar una terrible decisión....


Y me parece horrible.


Conozco casos, en los que el test de screening por ejemplo daba casi el 100% de posibilidades de síndrome de down y luego el bebé nació sano.

Y me parece horrible lo que han pasado esos padres durante la espera....


Entonces ¿a qué estamos jugando?¿qué queremos?.

Si despenalizamos algunos supuestos del aborto, debe de quedar claro, sin lugar a dudas que el bebé tiene problemas, se tienen que poder hacer todas las pruebas precisas, permitiendo a los padres tomar la decisión con todos los datos, dejando el tiempo necesario para ello.


¿No es lo mismo un bebé de 22 semanas que de 30?. Para los abortistas tiene que ser el mismo no-problema de conciencia, y para los no-abortistas, será el mismo crimen.

Con la diferencia de que algunos de esos diágnosticos se confirmarán errores, y se permitirá a un porcentaje de bebés nacer.


Creo que deberiamos plantearnos si esta ley ampara un derecho, o provoca en muchos casos, tener que tomar una terrible decisión en base a meros porcentajes, estadísticas, “pareceres”, sospechas y dudas, sacrificando un porcentaje de bebés posiblemente sanos que, por un “por si acaso”, no llegarán a nacer.

Si el aborto es legal en este supuesto, asegurémonos sin ninguna duda de que el supuesto existe, y de su alcance en la futura viabilidad del pequeño, si no, estamos amparando un aborto en base a lo que le puede parecer en un momento dado a un médico, que además, siempre nos podrá en el peor de los casos, para evitar demandas futuras.


Vesania.-

P.D. qué difícil es hablar de esto....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Carlos -

Yo conozco el caso de una mujer a la que le dieron el 80% de posibilidades de malformaciones o problemas para el niño. Siguió adelante, incluso con la oposición de su marido y cuando nació no tenía ningún problema. Le pidieron que fuera modelo infantil y hoy es un portento jugando al fútbol. Pienso que la medicina no es una ciencia exacta y que en cualquiera de sus ramas no hay dos casos iguales, por lo que es muy difícil diagnosticar y decidir . Por otra parte tenemos una gran conciencia de culpa en todos los aspectos de la vida, que hace que los futuros padres se castiguen pensando que si hay problemas con el niño la culpa será suya, cuando no es así. Hace 35 años nuestras madres daban a luz sin saber siquiera el sexo del bebé, hoy sabemos mucho más y queremos decidir.
Quizá es que por más que nos empeñemos es imposible tener el control absoluto.

Vesania.- -

En todo caso, he hecho algunos cambios para hacerlo aún más aséptico y anónimo. Un saludo.

Vesania.- -

A ver, D.D., creo que no he transcrito textualmente el texto, creo que he omitido muchos párrafos dónde se revelaban los sentimientos, he puesto únicamente la situación de prisas y de pocas certezas que da la actual ley para este tipo de situaciones, no creo que haya desvelado nnguna intimidad, ni identidad, ni nada similar. Además de que en ningún caso he valorado su posición ni he dejado que nadie lo hiciera. Unicamente he planteado una situación que se da más comunmente de lo que creemos y que no creo que fuera el objetivo de la ley. nada más.
No creo que haya en este post nada que pueda herir la sensibilidad de nadie implicado, y ,me he cuidado muy mucho de que así fuera. Si quieres leer algo más de lo que hay realm ente escrito, no es problema de la autora sino de los ojos que la leen. En todo caso, el tema es tan sensible que pido perdón incluso por si he podido molestar a alguien.
Un saludo.
Carmen.

D.D. -

No sé si estoy en lo cierto (corrígeme si me equivoco, y le has pedido permiso a tu amiga).
Pero si yo te escribiera a ti un mail con un tema tan personal y tan sensible, no me gustaría que lo publicaras textualmente en tu blog, exponiendo públicamente mis sentimientos, razones y decisiones (que en este caso entiendo que sólo quiere compartir con algunos de sus amigos y familiares).
Creo que con un resumen de la situación con tus propias palabras podrías fomentar debate con el mismo interés.

Pues eso, si he metido la zarpa lo siento, pero en una situación así creo que es mejor pasarse de "reservado" que quedarse corto.

chispis -

uf, duro tema, sí. creo que lo has tratado con cuidado y eso da margen a un debate interesante.
sobre el límite legal de 22 semanas supongo que también es porque es en la semana 20 cuando se ve de forma óptima el desarrollo del feto y no antes. así pues la pareja tendría 2 semanas para hacerse más pruebas y pensarse bien qué decision toma. ¿dos semanas es poco tiempo? quizá, sobre todo teniendo en cuenta la amarga decisión entre manos. sin embargo, creo que alargar este proceso sería más doloroso.
yo también conozco casos de equivocación médica (no dejan de ser personas pero es una putada, con perdón) en que dijeron que el feto venía con síndrome de down y luego salió estupendamente. o como el caso de lamima, que no le detectaron la acondroplasia, cuando medir el fémur, es parte estándar de la ecografía morfológica de las 20 semanas.
entonces, con todo esto, ¿qué hacemos? yo no reclamaría más margen sino más etudios, para tomar una decisión con toda la precisión y datos fiables.
un besazo.

lamima -

Escabroso tema, sí. Duro.
Como dice Marta creo que establecieron un limite con la excusa de riesgo para la madre, no se si realmente es cierto. Supongo que algo habrá.
Desde luego de la veracidad de sus diagnósticos te podría hablar mucho así que a mi también se me ponen los pelos de punta al leer ese caso.
Y te lo digo con conocimiento de causa. Yo he tenido una hija con acondroplasia y no se enteraron hasta la sala de partos.
Si, debe ser que al nacer le encongió el fémur.

marta -

Estoy de acuerdo contigo en que este límite legal es demasiado estricto. Lo que no sé es si dicho límite es por una cuestión de conciencia o parte de alguna base científica. Quiero decir que quizás aumentar ese límite hace que también aumente algún riesgo para la madre al abortar. Si no es así, entonces ese límite me parece ridículo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres