Blogia
A bitácora de Vesania:

DETALLES

DETALLES ¿Por qué buscamos recompensa cuando hacemos algo por los demás?
Que nos devuelva el favor la vecina, que nos dé un beso nuestro hijo, que me llame otro día ese amigo, que nos respondan ese mail tan amable, que nos den simplemente las gracias, que nos den una sorpresa, que nos digan te quiero sin venir a cuento, que te digan lo importante que son tus desvelos, que se levanten por ti algunas veces, que te regalen algo sin más, que te paren por el pasillo y te sonrían, que madruguen un poquito más que tú y pongan tu vaso de leche en el micro, que alguien te haga uN zumo natural una mañana cualquiera, que esté tendida al llegar a casa la ultima lavadora, que te envíen un SMS...

¿Por qué no nos sentimos obligados ni a decir gracias?
Porque al fin y al cabo nadie se lo ha pedido, porque es su obligación, porque le hace feliz a él/ella mismo/a, porque no lo puede evitar, porque el/ella es así, porque está siempre ahí, porque ni me di cuenta de que lo hacía, porque no pensé que esperaba nada, porque al fin y al cabo se hacen las cosas sin pedir nada a cambio, porque como no me lo va a hacer él/ella precisamente, porque si no me cuida él/ella quien me va a cuidar, porque estoy muy cansado/a pero ya sabes que te quiero, porque nadie te pide que te desveles, porque si no lo haces pues ya se hará...

A veces, deberíamos mirar un poquito más de rato a esa persona (llámale abuel@, amig@, herman@, marido o mujer, padre o madre, hij@, novi@...)
que no va a quedarse con nosotros siempre,
y cuya única ilusión es que seamos felices, desviviéndose,
y cogerla muy fuerte,
hacer que nos mire a los ojos
y decirle en un susurro: GRACIAS.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Carmen_Vesania -

de nada Agustín.
Gracias por tus gracias.
;-D

Agustín -

Gracias, Carmen :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres