Blogia
A bitácora de Vesania:

LA LUCHA POR SER MADRE.

- Buenos días, llamo para pedir cita para la ecografía de alta definición, de la semana 20.

- Veamos... día tal?

- Me va mal, puede ser 3 días más tarde.

- Uy, es que va muy justo.

- ¿Se verá mal al bebé?¿es tarde para ver medir con suficiente definición?.

- No, no... (carraspea), es por la amniocentesis.

- La amniocentesis se hace (si se quiere) hace un mes.

-Ya (vuelve a hacer un poco de pausa), es que los plazos van muy justos.

- No entiendo (le miento), ¿te refieres a que nos metemos en la semana 22 de plazo legal para un...?

(Me interrumpe rápidamente antes de poder decir la palabra "prohibida")- Bueno, sí más o menos.

- Vale, pues dame la fecha que te pido.

- Pero, con 35 años...

- ¿Es obligatorio abortar? (le espeto a bocajarro) .

- Mujer, obligatorio, obligatorio, pero vamos....

- Entiendo. ¿entonces, el día que puedo quedamos, si te parece?.

- (hace una pausa, pero no me dice nada más). Tomo nota pues.

 

Cuelgo y me echo a llorar.

Me palpo la barriga, noto su minúsculo movimiento, perfectamente definible, miro las últimas fotos de su ecografía, con sus deditos, con sus piernecitas... pienso en que tenga alguna malformación, es que tenga algún problema.

Tengo mucho miedo.

Vuelvo a llorar.

 

Desde el primer embarazo me siento superada por los acontecimientos. Por supuesto los directamente relacionados con el embarazo, sensaciones que superan con creces todo lo que te puedan contar o puedas leer. Pero no me refiero a éstos.

Me refiero a lo duro y frío que se plantean muchas cosas. Te cuentan algunas pruebas como si fueras ganado, te hablan de riesgos como si no fueras persona, y mucho menos lo fuera tu hijo. Te hablan de estirparte las trompas de falopio después del segundo embarazo, cómo si estuvieras en una dictadura como China y se te "impidiera" tener más hijos, ni siquiera que te lo plantees con clama, ¡por favor!, está mal visto. .. Te hablan de abortar, perdón de interrupción legal del embarazo, como si fuera lo mas normal del mundo, como si estuvieras loca por dudar, por no tenerlo decidido, y sobretodo por no dejarte aconsejar por ELLOS...

Sé que el aborto es legal, y no lo juzgo, pero estaba convencida de que eran casos mínimos, casos tremendamente duros, justificables con todas las grantías médicas, y muy puntuales. Pero me estoy dando cuenta que la realidad es bien distinta, que se aborta mayoritariamente, o en familias estables y adineradas que podrían hacer frente perfectamente a niños con problemas, bueno, con supuestos problemas, porque la fiabilidad del diagnóstico es lamentable, encima...

Se nos llena la boca con palabras como igualdad, liberación de la mujer, libertad de decisión, respetar las diferencias, políticas de promoción de la natalidad, o de aceptación de la discapacidad.....

Pero es mentira, es todo un barniz para hacerse la foto, y simular que todo es maravilloso. Pero no lo es. Hay unos dedos en base a la moda, a la supuesta legalidad o al miedo a una demanda judicial y médica que dirigen nuestros pasos, e inclinan sin pudor la balanza de las dudas.

No me siento libre como mujer mientras se me bombardee con ciertos "consejos", se pongan "caras" a ciertas opiniones diferentes, o tenga que dar mil y una explicaciones a los médicos para no hacer una amniocéntesis llena de riesgos, sólo porque tengo 35 años y lo dice una estadística....

Quiero que la información sea clara, veraz, y se llamen a las cosas por su nombre....

Creo que no es pedir demasiado.

Mientras, cruzo los dedos, y los miedos me hacen esforzarme en recordar incluso alguna oración. No lo consigo, hace demasiados años que no rezo. Además supongo que es injusto pedir nada ahora, y poco coherente dada mi escasa fe.

Así que me concentro, pongo las palmas sobre el bebé, deseando que esté perfecto, que esté sanito, que todo vaya bien...y vuelvo a llorar.

Las hormonas - me dicen- que son las hormonas del embarazo que me ponen sensible.

Pues si lo dicen, es que será...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

18 comentarios

Vesania.- -

Con lo que falla la prueba, el agobio no te lo quita nadie te digan lo que te digan de resultado, o sea que por ese lado ningún temor. Por el de que todo vaya bien, no se puede evitar, hasta que lo ves nacer, y ni aún con esas... que te pasas los primeros meses, "a ver si sonríe" "a ver si coge esto"" a ver si se da la vuelta" "a ver si dice papa"... en fin,,, en realidad bienvenida a otra punto más de "sinvivir" jajajajaja. Un beso. Todo ira bien, no te preocupes más de la cuenta, Tranquila e intenta disfrutar del embarazo y potencia las sensaciones positivas que merece la pena. Otro beso más grande para "los dos". :-)

Isabel -

Tenía que volver a leerlo.¡, no lo he podido evitar.
Y lo dicho, esa judía latiendo fuerte es ya mi hijo. Si cuido al de "fuera", ¿por qué no hacerlo con el de dentro????
Eso sí, una amiga con la misma decisión de no hacerse prueba alguna, me dijo: "bienvenida al mundo del agobio en la espera". Y en ello estoy.
Muchos besos.

Daniela -

Sé lo duro que pasas, no es la misma situación pero me ocurrió algo similar el título de tu blog lo comparto a pesar que apenas tengo 21 años.
Espero que no le ocurra nada a tu bebé y dale mucho amor. la mejor de las suertes y fuerza.

Vesania.- -

¡¡muchos besos!!

lamima -

Tiene razón Inde, este Javier es mas tiernoooo.....

inde -

Qué rico eres, Javier.

Javier -

Carmencica, cariño, tu ilusión y confianza será la mejor espera, ese es el secreto, disfruta estos momentos también.

Ya sabes cómo estoy de ilusionado esperando mis nietos, ellos serán mi última oportunidad de reeditar el afecto. Entretanto ya tengo los adoptivos... los hay que hasta vuelan.

Besicos

FCSchirmer -

Jejeee ... yo también me alegro!
A lo de que viernes: ¡Yupi!
A lo del mail: Qué malas son las prisas ;-D

Vesania.- -

Hola Fernando, en ningun momento me has manadado ningun mensaje raro, lo que se es que en muchos temas tenemos opiniones diferentes, y en esta que parece ser que tenemos la misma, pues me he alegrado. Dicutir está bien, pero estar de acuerdo mejor, ¿no?.
Mandame tu movil que la semana que viene estoy por Pamplona, y miramos a ver.
Mi mail, está en cabecera del blog. jejeje.

FCSchirmer -

¡Con lo que yo te quiero! Perdona si te he mandado algún mensaje "raro", habría tenido mal dia.
Lo que sí confieso es que he "extraviado" tu mail, y no te puedo mandar mi móvil por si pasas por Pamplona.
Besitos!

Fernando -

Sosa?...yo te he llamado sosa?...luego pasa lo que pasa que me sacan palabros que nunca he pronunciado...de ti sólo me he quejado cuando te pusiste missing...un beso gordi y haz lo que te pida el corazón y la razón...y sí es complicado aunar las dos cosas con lo sensible por culpa de tus hormonas que seguro estas..

Vesania.- -

vaya! no me esperaba tantos ánimos. Gracias, de verdad...
P.D. Esto para que no diga fernando sarriá que soy una sosa y no contesto comentarios, y tambien para fernando schirmer, que hacía mucho que no intercambiabamos algun comentario de acuerdo, y se agradece....

FCSchirmer -

Un beso solidario y amistoso muy fuerte (por cierto, sigues viniendo a Pamplona?).
Nosotros, como hemos tenido tres en tres años, hemos soportado de todo. DE TODO. Lo más suave nos relacionaba con el Opus. No hicimos "la prueba" porque no iba a cambiar nada, saliera lo que saliera, así que se la ahorramos a Sanitas. La ginecóloga del primero y el segundo empezó a decir tonterías, así que para la tercera cambiamos. Y a palabras necias, oidos sordos. No veas lo orgulloso que voy con Marta y los tres soles por la calle.

Ah! Y nunca es tarde ni malo rezar un rato, de la forma que sea. Sólo hazlo con el corazón.

Fernando -

Veis como sois las mosqueteras?...ja!...ya lo sabía...besos múltiples...y mucho ánimo.

Vesania.- -

Un beso a las tres. Necesitaba desahogarme.

Isabel -

Yo sin enterarme que habías vuelto y te reencuentro con este post.
Complicado tema, espero (mas adelante) volver a ser madre, y me tocará con 35 años o mas, y tendré que pensar en esto, pero pienso que haces lo correcto.
Porque es tu decisión, será buena o mala, pero es la correcta, sólo tú (y el papá, claro) podéis decidir algo así.
Disfruta de Ixeia y de la barriga, yo luego la eché de menos...
Un beso fuerte.

lamima -

Si me permites, prefiero comentarte esto en privado pero ante todo quédate con lo que te cuenta Inde:siempre hay gente(dentro y fuera del ámbito médico) dispuesta a decirte lo que debes hacer...ni caso.
Achucha a Ixeia y disfruta de esa lombricilla que te cosquillea dentro. Ellos son lo importante.

inde -

Hola, prima hermana. Justo como tu dices me sentí yo, con las variantes que te diré ahora; y con el agravante (notable) de que yo en mi primer embarazo tenía 36 años (di a luz con 37: "primípara añosa", me dijeron que era, esto es, algo así como "madre primeriza vieja y correosa") y en el segundo 39 (di a luz con 40; ahí ya no me llamaron nada por no decirme directamente que si iba a tener un nieto en lugar de un hijo).
Tampoco quise hacerme la amniocentesis en ninguno de los dos embarazos, aunque ahí tuve la suerte de que mi tocóloga era una señora maja, respetuosa y nada prepotente. La variante es que yo tuve esa suerte: no me sentí tratada así como tú dices por los médicos, sino por gente del entorno, amigos y eso: que si estaba loca, que si no tenía sentido, siendo yo tan mayor... Esa "alegría" con la que se habla del aborto o de "los riesgos", como si hablaras de cáscaras de pipas, la encontré, por suerte, fuera del ámbito médico. Así que deduje, y lo compruebo ahora nuevamente sabiendo lo que te pasa a ti, que se trata única y exclusivamente de la sensibilidad de cada madre. Y supongo que es así como tiene que ser.
Tú te palpas ahora la barriga y quieres a ese niño: pues olvídate de todo lo demás. Quítate el miedo, que no te hace más que estorbo, y confía. Y transmítele esa confianza a tu hijo: tú estarás ahí para cuidarle. Mamá le va a proteger; le está protegiendo ya.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres